Los avestruces no son aves diseñadas genéticamente para volar. Pero al simpático avestruz que protagoniza el nuevo y genial spot de Samsung poco o nada le importa lo que diga la genética (por mucho que tenga la vitola de ser una ciencia).

En el anuncio en cuestión, pensado para vender la bondades del recién estrenado Galaxy S8 y de las gafas de realidad virtual Gear VR, un simpático avestruz (aprovisionado de toneladas y toneladas de determinación y fuerza de voluntad) aprende a volar con la inestimable ayuda de la realidad virtual.

2 abril, 2017

Un avestruz vuela con las “alas” de la realidad virtual en este spot de Samsung

Los avestruces no son aves diseñadas genéticamente para volar. Pero al simpático avestruz que protagoniza el nuevo y genial spot de Samsung poco o nada le […]